Preloader Image 1

Encuentro Mundial Miyazato 2023

Quisiera compartirles en esta oportunidad la vivencia que tuvimos en el dojo  de participar en el Encuentro Mundial Miyazato 2023. Este en un evento de singular importancia que encapsula la esencia del Karate Do y fortalece los lazos que nos unen, trascendiendo fronteras geográficas. 

Como mencioné anteriormente, soy parte de la escuela Miyazato de Karate Do, mi conexion con esta disciplina a sido pilar fundamental en mi vida. El año anterior a mudarnos a Santiago de Chile, tuve la oportunidad de cursar la diplomatura en enseñanza del Karate Do, un programa introducido por Sensei para fomentar el estudio y capacitación de los practicantes. Nuestra primera mudanza planteó un desafío importante, ya que el dojo más cercano estaba a 400 km de mi futura residencia. Antes de partir de Argentina, le expresé a Sensei Masatoshi Miyazato y al comité  mis inquietudes, y consulté sobre la posibilidad de abrir un dojo en mi nuevo destino. Sensei Miyazato escuchó mi pedido y unos días después me invitaron a una reunión informativa sobre cómo proceder como instructora. Agradezco profundamente la generosidad y apoyo que siempre me brindo la escuela.

La influencia positiva del Karate Do en mi vida me llevó a considerar que sería parte de una herencia que deseaba compartir con mis hijos. Mi hijo tenía 4 años cuando inicié un grupo infantil, y por la noche al turno de adultos venía el hijo adolescente de una amiga. Pude empezar mi dojo en Chile, pero llego la pandemia por Covid al poco tiempo de mi apertura; todos los lugares fueron cerrados, las familias aisladas cada una en sus casas y perdí los poquitos alumnos que llevaban un mes entrenando. 

De todas maneras no todo fue negativo durante la pandemia, mis hijos y yo seguíamos haciendo clases online, lo que nos permitió mantenernos conectados en el encierro. Esta situación propició a que mi marido quien siempre disfrutó el karate como espectador, quisiera sumarse como practicante. 

Dos años pasaron desde aquel momento y considero que mi dojo finalmente floreció oficialmente cuando nos mudamos Canadá. Actualmente mi grupo de niños, formado gracias al compromiso de mis hijos, representa el pilar inicial de esta travesía. Sin embargo, la dualidad de los roles de madre e instructora, no ha sido fácil para ellos y para mí. La clave para que ellos disfruten estar en el dojo es fomentar la amistad. Así se va formando un grupo unido, que se expande por la iniciativa de los niños que invitan a más amigos para compartir la clase.

 Durante varios meses las clases estaban dedicadas únicamente a los niños y mi marido y yo seguíamos practicando con Sensei online. Luego de un tiempo,  llegaron los adultos, los padres de los niños del dojo. Otra vez la misma lógica, si es bueno para los hijos, es bueno para toda la familia. 

Durante el pasado fin de semana, participamos en el Encuentro Mundial Miyazato, donde mas de 400 estudiantes se reunieron este año. Durante tres intensos días, disfrutamos de compañerismo, karate-do y mucho aprendizaje.

El viernes, nos sumergimos seminarios impartidos por Sensei Seikichi Iha Hanshi 10° Dan de nuestros amigos de Beikoku Shidokan; también aprendimos mucho con el seminario dictado por Sensei Masatoshi Miyazato Hanshi 10° Dan, director de nuestra escuela. La experiencia fue enriquecedora, nos proporciono conocimientos valiosos de los principios fundamentales del Karate Do y la oportunidad de estrechar lazos entre las instituciones. 

 El sábado durante la mañana se realizaron talleres de capacitación dictados por notables Senpais y dirigidos a alumnos de diferentes rangos de categoría que se encontraban tanto presencial como online. Estos talleres fueron preparados para perfeccionar y profundizar los conocimientos técnicos de los Katas. En el transcurso del día también se llevó a cabo el examen para categoría kyu, donde los adultos demostraron su dedicación y habilidad, avanzando con éxito a la siguiente categoría.

El domingo fue el último día de práctica, y pudimos disfrutar de la etapa final del examen de dan. Observar a estos compañeros frente a Sensei Masatoshi fue conmovedor, ellos son reflejo del compromiso, perseverancia y respeto arraigados en nuestra comunidad hacia la escuela.

Estamos encantados de haber compartido y disfrutado de estos momentos desde la distancia con una energía que supera la pantalla. El Encuentro Mundial Miyazato 2023 fue un recordatorio poderoso de la fuerza de nuestra comunidad y la belleza del Karate Do. ¡Hasta el próximo encuentro!

Written By