Preloader Image 1

65 Años de tradición y evolución de la Escuela Miyazato de Karate Do

La Escuela Miyazato celebrará su 65º aniversario de trayectoria en Argentina este año, marcando una era significativa desde su fundación por el Sensei Shoei Miyazato en 1959. Reconocida como un emblema del arte marcial, el Miyazato Dojo ha sido el epicentro de la formación de ciudadanos ejemplares, reflejando la visión integral de su fundador. Bajo el liderazgo y la visión del gran maestro, acompañado por su familia y dedicados alumnos, la institución ha experimentado un crecimiento y fortalecimiento continuo.

Tras el fallecimiento de Sensei Shoei Miyazato en 2013, su legado de espíritu incansable fue heredado por su hijo, Sensei Masatoshi Miyazato, quien ha liderado la escuela con notable éxito, perpetuando las enseñanzas y filosofías iniciadas por su padre. La institución se enorgullece de su herencia en un arte milenario, manteniendo siempre una visión progresista que reconoce la evolución de la tradición a través de la innovación y la mejora continua. Un testimonio de este compromiso es la obtención de la certificación GRI, destacando su dedicación a la sustentabilidad.

Sensei Masatoshi Miyazato, año tras año, nos desafía con nuevos objetivos, guiándonos paso a paso hacia un camino de crecimiento colectivo. Al comienzo de cada año, se establece un tema central sobre el cual trabajar, marcando el inicio con una lección de profundidad y propósito. En 2019, se introdujo el concepto de “Jiwari Jiwari”, una filosofía que aboga por el avance gradual y consistente, enfatizando la importancia de la paciencia, la persistencia y la constancia. Esta enseñanza nos anima a ser conscientes del camino recorrido, asegurando una base sólida antes de avanzar hacia nuevos desafíos. Al avanzar paso a paso, se tiene la oportunidad de aprender de cada experiencia y adaptarse cuando sea necesario. Esto llevar a una comprensión de mayor profundidad y con resultados efectivos, ya que ese permite ajustar el curso de acción basado en el aprendizaje continuo. Las enseñanzas que Sensei nos trasmite dentro del dojo, deben trascender el mismo, salir del espacio físico del karate y llevarlo en el espíritu marcial de nuestra vida junto con nuestra familia. Jiwari jiwari, vamos avanzando juntos!

El año 2020 estuvo marcado por el tema de la salud (健康, Kenkō), resaltando una visión holística que abarca el bienestar físico, mental y espiritual. La palabra se compone por dos caracteres 健 (Ken) que significa “salud” o “robusto”, y 康 (ko) que significa “paz” o “felicidad”, trasmiten la idea de que la salud esta conformada por el bienestar físico y la tranquilidad mental. Sensei Masatoshi, con una perspicacia casi premonitoria, enfocó nuestra atención en la importancia de mantener un equilibrio en todas las esferas de la vida.

En 2021, el enfoque se trasladó a la fortaleza ( 強さ, Tsuyosa), incentivando la resiliencia mental, física y espiritual en respuesta a los retos impuestos por la pandemia. Esta dirección subrayó la necesidad de superar obstáculos y fomentar la salud lograda el año anterior, reforzando nuestra capacidad para afrontar adversidades emocionales y fortalecernos como comunidad. Sensei nos invita a vivir un año con fortaleza mental, física y espiritual, tal como un karateka debe vivir toda su vida. El objetivo captura la idea de resistir y fortalecer la salud que logramos durante el año 2020. Afrontar las dificultades emocionales que vivimos por las pérdidas de personas queridas y continuar como comunidad.

El año 2022 nos invitó a compartir y propagar (広める , Hiromeru) las lecciones aprendidas, extendiendo la salud y la fortaleza adquiridas a nuestras familias y comunidad. Este enfoque en la expansión y difusión del arte marcial ha llevado a la apertura de nuevos dojos, simbolizando el crecimiento y la solidaridad de nuestra escuela. Fue específicamente en este año en que empecé impulsada por una visita de Sensei Masatoshi junto a queridos compañeros a practicar karate con mi familia en la plaza cercana a casa. Esta fue la semilla que inicio mi dojo en Canadá. 

En 2023, el tema elegido fue profundizar (深化, Shinka), instándonos a intensificar nuestro conocimiento y relaciones. Este objetivo refleja una búsqueda de mayor complejidad y significado en nuestras prácticas y enseñanzas, honrando los principios establecidos por Sensei Shoei Miyazato y continuados por Sensei Masatoshi Miyazato. Todo lo que hagamos debe de ser en su máxima expresión para que tenga un impacto de valor.  Fortalecer los lazos de amistad que se generaron durante la trayectoria de la escuela. 

Hoy, nos unimos bajo el ideal de la perseverancia (忍耐力, Nintairyoku), un valor que encapsula la esencia de la Escuela Miyazato.Literalmente se traduce como la capacidad de perseverar, objetivo que la escuela Miyazato nos ha demostrado durante estos 65 años. La fusión de culturas argentinas y japonesas, bajo la guía de Sensei Shoei, ha cultivado un grupo resiliente, preparado para enfrentar desafíos con serenidad y determinación.

Este año, al celebrar el 65º aniversario de nuestra escuela, estamos llamados a redoblar nuestros esfuerzos, aspirando a logros aún mayores. Gambatte!

Written By